La cera de soja es un material de orígen vegetal totalmente noble para trabajar, les contamos algunas de nuestras razones para elegirla a la hora de fabricar velas.

  • Su origen es natural ya que es un derivado del aceite de los granos de soja, es segura para la piel y el sistema respiratorio. Es un material sostenible y renovable, a diferencia de la parafina utilizada en las velas tradicionales que deriva del petroleo. 
  • Posee una textura sumamente cremosa, dando un acabado más fino y un color más delicado.
  • Se quema más lentamente que la parafina por lo cual las velas duran más a largo plazo. Además posee un bajo punto de fusión por lo cual al calentarse se transforma en un tibio aceite que no quema e incluso es utilizado para hacer suaves masajes. La combustion de las velas de soja es más lenta y pareja, la llama se mantiene constante y al apagarse la superficie vuelve a ser uniforme.
  • Es mucho más limpia no solo para trabajar sino también a la hora de prender una de sus velas. Si se derrama es facil de limpiar con agua caliente y alcohol. Además su combustion no produce humo negro ni mancha las paredes.